Estás aquí
INDEMNIZAN A EL PASO POR EPIDEMIA DE APIOIDES EL PASO 

INDEMNIZAN A EL PASO POR EPIDEMIA DE APIOIDES

El 2020 representó uno de los años más difíciles para la comunidad de El Paso en cuanto a las muertes causadas por sobredosis de drogas, incluidos los opioides que hoy forman parte de una epidemia local.

Ante la situación y como parte de un acuerdo con la compañía farmacéutica Johnson & Johnson, el Condado de El Paso recibirá 682 mil 459 dólares en reparaciones para cubrir los costos creados por la epidemia local de opioides.

Según el reporte anual del Médico Forense del Condado de El Paso, la sobredosis de drogas fue la causa número uno de muertes accidentales en el Condado de El Paso en el 2020.

Por definición, las muertes relacionadas con la sobredosis no pueden ser naturales, por lo que los accidentes representaron el 94% de todas las muertes relacionadas con sobredosis.

Casi la mitad, el 45 por ciento, de los fallecidos que murieron a causa de esto tenían entre 26 y 55 años, según el informe.

Fue la primera vez en cinco años que las muertes accidentales relacionadas con las drogas excedieron el número de muertes por “lesiones por traumatismos”, que incluyen accidentes automovilísticos.

De acuerdo con la Administración de Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos, los opioides son una clase de drogas que incluyen la droga ilegal heroína, los opioides sintéticos (como el fentanilo) y ciertos analgésicos que están disponibles legalmente con prescripción médica, como la oxicodona, la hidrocodona, la codeína, el tramadol, la morfina y muchos otros.

 En ese año en El Paso, el fentanilo lideró las muertes únicas relacionadas con drogas con un total de 22. La metanfetamina quedó en segunda posición con 21, seguida de la cocaína con 15; la heroína con 11, el etanol con 4, la metadona con 3 y la morfina con 2.

En cuanto a muertes múltiples relacionadas con drogas, la cocaína lideró el listado con 26, seguida del fentanilo con 23, la metanfetamina con 19, el alprazolam con 13, el etanol con 8, la heroína con 8, la morfina con 7, la difenhidramina con 5 y el tramadol con 5.

Récord de incautaciones

La crisis de salud pública se ha hecho evidente y ha preocupado a las autoridades debido a un número récord de decomisos de narcóticos letales como el fentanilo en esta región.

Carlos Briano, oficial de información pública de la DEA en El Paso, dijo que en el año fiscal 2019, el Sector El Paso incautó 54 kilos de píldoras de fentanilo, mientras que en el año fiscal 2020, se recolectaron 41 kilos. La cifra aumentó considerablemente en el año fiscal 2021, donde hasta el 31 de agosto se aseguraron 279 kilos.

“Están hechas para que parezcan medicamentos, pero no son medicamentos. Son píldoras hechas con fentanilo que, si tienen 2 miligramos o más puede ser una dosis fatal para la persona”, agregó el portavoz de la DEA.

En lo que va del año, se incautaron más de 9.5 millones de píldoras falsificadas, más que en los dos últimos años juntos.

Las pruebas de laboratorio de la DEA revelan un aumento dramático en la cantidad de píldoras falsificadas que contienen al menos dos miligramos de fentanilo, que se considera una dosis letal.

De acuerdo con Briano, una dosis mortal de fentanilo es lo suficientemente pequeña como para caber en la punta de un lápiz.

Las píldoras falsificadas son fabricadas ilegalmente por redes de drogas criminales y están hechas para parecer medicamentos opioides recetados reales, como oxicodona (Oxycontin®, Percocet®), hidrocodona (Vicodin®) y alprazolam (Xanax®); o estimulantes como anfetaminas (Adderall®).

“Estados Unidos se enfrenta a una crisis sin precedentes de muertes por sobredosis alimentadas por fentanilo y metanfetamina fabricados ilegalmente”, dijo Anne Milgram, administradora de Cumplimiento de la DEA.

“Las píldoras falsificadas que contienen estas drogas peligrosas y extremadamente adictivas son más letales y accesibles que nunca. De hecho, los análisis de laboratorio de la DEA revelan que dos de cada cinco píldoras falsas con fentanilo contienen una dosis potencialmente letal”, agregó.

 Para reparar el daño

Como resultado, miembros de la comunidad de El Paso han sido perjudicados por el uso y distribución lícitos e ilícitos de opioides en el condado y en el estado de Texas, lo que les cuesta a los contribuyentes cientos de miles de dólares.

Ahora, las comunidades de todo el estado de Texas responsabilizan a las entidades que forman parte de la cadena de suministro.

Además de los 682 mil 459 dólares en fondos recibidos directamente por el Condado, se dispondrá de $4 millones 737 mil 575 adicionales para los programas y organizaciones locales en el Condado de El Paso y el Condado de Hudspeth que han sentido el impacto económico de esta epidemia a lo largo de los años.

Estos fondos serán supervisados por el Consejo de Opioides de Texas, que garantizará que los fondos se gasten de manera justa para remediar la crisis de opioides.

 El asentamiento es uno de los más grandes de su tipo en el estado y puede que no sea el último.

“Las sobredosis, el tratamiento de adictos, las personas encarceladas por opioides se pagan con el dinero de los contribuyentes”, dijo el juez del Condado de El Paso, Ricardo Samaniego.

“Este acuerdo nos permite recuperar parte de ese dinero para utilizarlo en otras necesidades de nuestro condado y abordar el profundo impacto colateral causado por esta epidemia”, finalizó.

Written by 

Entradas relacionadas

Leave a Comment