RENUNCIAN EN SEMARNAT ENTRE PRESIONES POR TREN

Tres directores de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) presentaron su renuncia con fecha del 15 de mayo en medio de presiones para avanzar en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) en las obras del Tren Maya.

Los directores de Impacto Ambiental, Juan Manuel Torres Burgos; de Calidad del Aire y Registro de Emisiones, Adolfo Cimadevilla Cervera, y de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas, Ricardo Ortiz Conde, saldrán formalmente este fin de semana de la dependencia, confirmaron fuentes de la Secretaría.

Los funcionarios procedían de la administración anterior de Víctor Manuel Toledo, quien a su vez dimitió por diferencias con la política presidencial en materia ambiental.

Los relevos serán cercanos a la titular, María Luisa Albores, y tendrán una mayor anuencia a las obras del Tren, cuestionadas por grupos ambientalistas.

En el cargo desde noviembre de 2019, Torres Burgos firmó en abril un permiso provisional para iniciar las obras del Tramo 5, de Cancún a Tulum, y en noviembre de 2020, mediante el oficio SGPA/DGIRA/DG/06043, autorizó de forma condicionada la Manifestación de Impacto Ambiental para la fase I de Palenque a Izamal. Sin embargo, no ha firmado otras autorizaciones que urgen para la normalización de los trabajos en el sureste.

En la Semarnat confirmaron que hoy es el último día de Ortiz Conde en la dependencia.

Y avalan frenar obras

Un tribunal federal de Mérida confirmóUn tribunal federal de Mérida confirmó la suspensión provisional que impide las obras del Tramo 5 Sur del Tren Maya, de Playa del Carmen a Tulum, porque no existe Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Por unanimidad, el Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa, con sede en Mérida, confirmó el jueves la suspensión dictada el 12 de abril por el juez Primero de Distrito en Yucatán, Adrián Novelo.

La magistrada Raquel Flores y las secretarias en funciones de magistradas, María Isabel Cetina y Mayra Greene Negroe, declararon infundados dos recursos de queja del Gobierno federal para impugnar la suspensión provisional.

Greene detalló que, si bien existe una “autorización provisional” para el nuevo trazo del Tramo 5 Sur, ésta no puede ser vista como equivalente de la MIA.

Agregó que las propias autoridades reconocieron, en sus recursos, que la MIA aprobada para este tramo aún no existe.

La “autorización provisional” para la obra fue otorgada con base en un decreto presidencial de noviembre pasado, que ordenó a las dependencias exentar de trámites a las obras prioritarias de la actual administración.

La suspensión provisional confirmada es “para el efecto de que se suspenda o paralice cualquier acto que tenga como finalidad la continuación de la construcción del Tramo 5 Sur del Tren Maya, de modo que no se permita la ejecución de obras relacionadas con su construcción, infraestructura, remoción o destrucción de la biodiversidad del terreno o cualquier otra actividad que implique su ejecución material”.

El juez Novelo tenía agendada ayer la audiencia incidental del amparo 884/2022, en la que se decidirá si convierte la suspensión provisional en definitiva, misma que estaría vigente durante todo el trámite del juicio de amparo, o hasta que el Gobierno presente una MIA que cumpla los requisitos de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Novelo ha otorgado al menos otras dos suspensiones provisionales contra el Tramo 5 Sur, y según un grupo ambientalista, el pasado 29 de abril concedió una más que también abarcaría el Tramo Cinco Norte, de Cancún a Playa del Carmen.

Dirán adiós a la secretaría

Juan Manuel Torres Burgos

Director de Impacto Ambiental

Adolfo Cimadevilla Cervera

Director de Calidad del Aire y Registro de Emisiones

Ricardo Ortiz Conde

Director de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.