“VAMOS A IR AL FONDO, QUE SE CONOZCA TODA LA VERDAD”, ADVIERTE AMLO ANTE PRESUNTA PROTECCIÓN QUE SE LE BRINDABA A “EL CHUECO” EN URIQUE

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió investigar a fondo si José Noriel Portillo Gil, “El Chueco”, presunto asesino de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín Mora Salazar, así como del guía de turistas, Pedro Palma, tenía protección por parte de autoridades.

Por lo que López Obrador exhortó a las autoridades judiciales saber si en el caso había impunidad, o alguna clase de arreglos o acuerdos, y con quiénes. “Vamos a ir al fondo, que se conozca toda la verdad”, dijo en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

“Hay que investigar, porque es inaceptable y además muy sospechoso el que una persona así llevara una vida tan normal. Porque de acuerdo con el informe de la fiscalía del estado, era patrocinador de un equipo de beisbol, con los antecedentes que ya tenía y conocido en toda la región, con órdenes de aprehensión”, señaló.

José Noriel Portillo Gil dirige una célula del grupo delictivo Gente Nueva, en la sierra Tarahumara. De acuerdo con autoridades federales y locales, “El Chueco” mantiene el control de las actividades delictivas en dicho municipio. Su célula opera para Los Salazar, brazo armado y operativo del cártel de Sinaloa en el estado de Chihuahua.

Portillo Gil, de 30 años, encabeza actividades ilícitas en la región, como extorsiones, secuestros, homicidios, robo de cobre y tala ilegal, en Urique y otros municipios.

“El Chueco” también es buscado por el asesinato del joven norteamericano Patrick Braxton Andrew, efectuado en octubre de 2018, en el sitio conocido como La Playita, localizado en el municipio de Urique. En esa ocasión, el entonces gobernador Javier Corral, prometió que se haría justicia con su detención, sin embargo, nunca fue detenido por ese crimen cometido durante su administración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.